El descontento de la ciudadanía que reclama un nuevo contrato social va en aumento, no todo han de ser beneficios económicos a cualquier costo. El capitalismo que crea valor a la sociedad es el que reclama la sociedad actual, la vida digna que permita un futuro a nuestros hijos y nietos y las empresas han de responsabilizarse. La economía circular se basa en los procesos naturales del planeta. Todos los productos y servicios deben diseñarse para ser reciclados.

El sistema creado por empresas capitalistas que expolia el Medio Ambiente, la codicia es su verbo, las finanzas es su religión a costa de una crisis climática que afecta a la sociedad, con la promesa de un mañana mejor, donde todo esta amañado y pactado sin entrar en la observación de lo que atraviesa el planeta o el costo ambiental tan enorme que generan con sus acciones por el bien de sus accionistas.

En Reciplac llevamos años orientados al reciclado de placas de techo y al reciclado de los materiales existentes en la construcción, evitando vertidos al Medio Ambiente. Veinte años cumpliendo con lo que las empresas y administracion nos confían, evitando lanzar a la atmosfera muchísimo Co2. Pero es insuficiente hasta que los responsables de implantaciones, constructoras, socimis, projects management, se conciencien que hay soluciones que pueden beneficiar a su cliente y al Medio Ambiente. Soluciones sencillas y eficaces.

La sociedad exige compañías que mejoren sus vidas, que sean ejemplares en sus vertidos y reciclado de materiales, con propósitos ambiciosos de proteger a sus accionistas y también al Medio Ambiente, a la dignidad, al respeto, creando valor a todos los grupos de interés. Estamos al borde del acantilado. Empresas que reciben ayudas públicas millonarias y que no hacen política medioambiental han de ser marcadas por la sociedad y que su reputación amenace a dicha compañía por falta de valor. Los gobiernos deben asumir la responsabilidad de definir objetivos sociales, forzar a las compañías a que en sus estatutos figuren principios sociales y medioambientales junto con los financieros. Reciplac orienta y asesora en estas líneas a todo aquel que quiera escucharnos. A responsables de empresas con poder de decisión que comprueban los ahorros, la rapidez y sobre todo la tranquilidad de que su empresa recicla y mejora la vida de sus empleados y vecinos sin derramar vertidos innecesarios al Medio Ambiente. Por eso, el modelo de economía circular es el que marca todos nuestros pasos.

 

Economía circular