Pintar los falsos techos, ¿es una opción?

Pintar los falsos techos es algo que muchos se plantean. Los techos desmontables son, por su idiosincrasia, proclives a retener gran cantidad de gérmenes y suciedad, desgastándose con el tiempo por culpa de un erróneo cuidado.

Así que es normal plantearse el pintar los falsos techos para recuperar su aspecto, en lo que parece una solución mágica. Pero eso puede ser un error.

Por qué no se deben pintar los falsos techos

Por una razón: estaría incumpliendo la legislación. En concreto la Ley sobre Prevención en Seguridad e Higiene en el Trabajo. Ese motivo sería suficiente, pero aunque sí estuviera permitido, tampoco es recomendable.

Para empezar, al usar pintura convencional, estaría usted destruyendo las características del material del techo, sea vinilo, yeso u otro. Si sus placas eran ignífugas o estaban pensadas para mejorar la acústica, acaba por destrozarlas. Lo que se suponía una solución acaba siendo un posterior problema mayor.

Pero si la estética o destrozarlo no le echan para atrás, quizá lo haga esto: pone en riesgo su salud, ya que no solamente el olor residual del ambiente es tóxico, sino que se crea una capa plástica entre techo y suciedad.

Alternativas a la pintura en techos

Es evidente: el mantenimiento y la regeneración. Cualquier bien inmueble, es bien sabido, debe su valor no solo a su ubicación, medidas o actividad, sino sobre todo a su nivel de conservación.

Piense que una tasación tiene en cuenta no solo lo que cuesta algo sino lo que costará.

Ventajas de no pintarlos

Por tanto, la regeneración/conservación no solamente es útil al momento, puesto que su negocio lucirá moderno, cuidado y funcional, sino también para que la inversión no devalúe y, llegado el momento de venta u otra transacción, asegurarnos lo máximo.

Otra ventaja, naturalmente, es respetar la legislación española y europea, pensada no solo “por burocracia”, sino para preservar la salud de todos.

Y si revalorizar su propiedad o evitar sanciones supone ahorro, también lo es por sí mismo. Sustituir un falso techo tiene un alto coste, hasta 35€/m2, mientras que un supuesto pintado sería casi igualmente caro.

La regeneración es capaz de unir aún más ahorro que solo pintura, pero sin los peligros de incumplimiento normativo y de salud.

No puedo pintar los falsos techos: ¿a quién contrato?

Ya hemos visto que hablamos de un problema tanto estético como de salud, todo ello encima pudiéndole acarrear pérdida de valor a su propiedad. Es por eso que es inteligente acudir a una empresa como Reciplac.

Al contratar una empresa como Reciplac, especializada en el uso de resinas y en limpieza ecológica, un auténtico titán del sector, volverá a recuperar sus techos sin disolventes de olores extraños, y asegurándose durabilidad. Poseen todas las certificaciones más prestigiosas y sus años de servicios les avalan.

Además, gracias al “Método Reciplac”, se regeneran los techos sin interrumpir la actividad del cliente ni generar residuos. Eso permite que, por aproximadamente entre 6-8€/m2, estará usted dando una nueva vida a su propiedad.

 

 

 

 

 pregunta limpieza de techos ¿Tiene alguna duda o pregunta?

Estamos a su entera disposición. Le responderemos de manera veraz, clara y rápida.

91 488 14 16

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.