Ambiente laboral libre de patógenos

Un buen espacio de trabajo influye mucho en la productividad de los empleados, no solo porque estén más o menos felices trabajado para la empresa, sino porque puede afectar de forma positiva o negativa a su salud.

La mayor parte de los trabajadores pasan al menos 8 horas diarias en su puesto laboral. Un tercio de su día transcurre entre las paredes de su oficina, despacho, almacén, etc., por lo que ese ambiente tiene un peso importante en su salud… ¿pero de dónde viene el peligro?

Focos de infección en el trabajo

A la hora de pensar en dónde podría haber patógenos en una oficina, tal vez le venga a la cabeza el cuarto de baño, la barandilla que todo el mundo toca al llegar… Pero lo cierto es que dos grandes focos de infección en el ambiente laboral están siempre presentes, a su alrededor, incluso aunque no se mueva de su puesto de trabajo.

Por ejemplo, los falsos techos son uno de los puntos críticos en la higiene de una empresa, pues en ellos se acumula mucha suciedad que permite la proliferación de bacterias, gérmenes, hongos y microorganismos que, de forma constante, están en contacto con el aire, suspendidos sobre los trabajadores.

Asimismo, las salidas del aire acondicionado y del sistema de ventilación son vitales para mantener una correcta distribución del aire y una adecuada oxigenación de las distintas salas. Es frecuente que en las salidas se acumule polvo y suciedad, que acaba contaminando el aire, y por ello es importante realizar una limpieza específica de las salidas de aire, evitando que a través del aire se propaguen ácaros, alérgenos, virus y otras partículas nocivas.

Disfrute de un ambiente laboral libre de patógenos

De este modo, las empresas que se preocupan por sus trabajadores no solo deben realizar una limpieza tradicional de sus sedes, sino que además deben esforzarse por conseguir un ambiente laboral libre de patógenos.

Al lograr un entorno de trabajo más saludable e higienizado, se aumenta la productividad de los trabajadores y se reducen las bajas por enfermedad común, lo que se traduce en más rendimiento económico.

Y no solo los alérgicos al polvo o al polen se ven beneficiados de un ambiente más limpio, sino que un entorno sin gérmenes, ácaros, hongos, bacterias, etc., se traduce en menos dolores de cabeza, más capacidad de concentración, menos cansancio y desgaste ocular…

Con los servicios de limpieza de RECIPLAC, conseguirá un puesto de trabajo más productivo y saludable. Llame e infórmese.

 

 

 

 pregunta limpieza de techos ¿Tiene alguna duda o pregunta?

Estamos a su entera disposición. Le responderemos de manera veraz, clara y rápida.

91 488 14 16

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.