BLOG

Compartimos nuestro conocimiento

Limpieza de aluminios en fachadas

Reciplac pone a disposición de sus clientes la mejor limpieza de aluminios Alucobond. Se trata de un sistema revolucionario y muy estético compuesto por láminas de aluminio y plástico y que ofrece a sus usuarios múltiples ventajas respecto a su colocación, mantenimiento e higiene.

Un sistema tan avanzado y beneficioso también necesita una correcta limpieza cuando se ha expuesto a varios factores medioambientales como la polución, la lluvia y la humedad.

Reciplac se ha ido especializando a lo largo de los años en la limpieza de aluminios Alucobond, pudiendo ofrecer a las diversas empresas una gran calidad, la mejor garantía y un presupuesto muy ajustado.

Limpieza de aluminios: elementos que deterioran una fachada

El viento es un elemento con consecuencias muy abrasivas para las fachadas de los edificios porque dispersa las partículas contaminantes. Ocurre lo mismo con la lluvia, que impregna de residuos la superficie que se encuentra expuesta. Los rayos ultravioleta deterioran considerablemente la fachada de los edificios porque destruyen la pigmentación y ocasionan una antiestética pérdida de color.

Cuando la lluvia y el viento se combinan se ocasiona un efecto batiente en las fachadas que hace necesario recurrir a una empresa de limpieza de aluminios.

Elementos como la humedad hacen que aparezcan incómodas gotas de rocío que al mezclarse con la suciedad impregnan de residuos toda la superficie.

La polución es otro factor importante que afecta negativamente a las superficies de aluminio porque comporta procesos químicos que destruyen progresivamente el aspecto de la fachada.

Asimismo, también perjudican a las superficies los elementos como los hongos, las esporas o el moho.

Ahorro económico con la limpieza de fachadas de aluminio

La limpieza de aluminios permitirá mejorar de una manera considerable la imagen del negocio, además de disminuir los costes energéticos. Está demostrado que un correcto mantenimiento de las fachadas disminuye los problemas técnicos que pueden aparecer en el edificio.

Si se realiza una perfecta limpieza periódica no será necesario sustituir los paneles de aluminio, una cuestión que a largo plazo ocasiona un interesante y notable ahorro económico. La limpieza de aluminios engrandece las prestaciones del edificio pudiendo ahorrar y colaborar con soluciones sostenibles de energía.