BLOG

Compartimos nuestro conocimiento

Evitar pasar frio en el hogar no implica solamente instalar un buen sistema de calefacción. Aislar la casa es fundamental para evitar malgastar energía en subir la temperatura del hogar y, sobre todo, para conseguir un ambiente realmente agradable en todas las estancias.

El techo es uno de los primeros elementos a tener en cuenta a la hora de aislar el hogar del frío. Se calcula que el 30% del calor se pierde por la cubierta, por lo que su aislamiento puede reducir notablemente la factura energética.

El siguiente paso a tener en cuenta es evaluar el estado de las paredes, que deben reformarse térmicamente desde el interior o el exterior, según las características del edificio. Las fachadas ventilantes y los sistemas de aislamiento térmico son la mejor opción.

Asimismo, también es necesario tener en cuenta una serie de medidas caseras que no implican ningún tipo de obra pero resultan muy eficientes a la hora de mejorar el aislamiento de un hogar. La colocación de cortinas y persianas ayuda a mantener el calor acumulado dentro de casa, al igual que las ventanas de doble acristalamiento y las alfombras en el suelo.

Por supuesto, también es imprescindible revisar el buen estado de puertas y ventanas, así como eliminar las posibles grietas que impliquen filtraciones de aire.

  ¿Tiene alguna duda o pregunta?

Estamos a su entera disposición. Le responderemos de manera veraz, clara y rápida.

91 488 14 16

comercial@reciplac.com