El problema de los residuos de construcción y demolición está siendo tratado en las capas más altas de VALORIZA (Federación Española de Asociaciones de Empresas de Valorización de Residuos de Construcción y Demolición).

En el pasado Salón Internacional de Obras Públicas, Construcción y Minería que se celebró en Zaragoza los especialistas de este sector pusieron sobre la mesa la posibilidad de realizar una gestión de los residuos sostenible.

A pesar de que esta clase de residuos se ha visto reducida por la menor obra representa según los técnicos un 49% de elementos de desecho que se gestiona de forma incorrecta.

Es un sector en que las medidas de información y de tratamiento de este tipo de restos se han visto totalmente al margen de la ley. Los vertidos incontrolados pueden poner en serio problema algunas zonas próximas a grandes obras o infraestructuras en construcción.

La tierra que se genera es un bien que se puede reaprovechar o invertir en otros lugares, evitando de esta forma una incorrecta acumulación que no solamente afecta al paisaje sino también hace que se pierda un recurso que puede ser muy valioso. La asociación reclama medidas urgentes por parte de ayuntamientos, comunidad autonómicas y país para regular estos vertidos.