Las inversiones inmobiliarias están empezando a cambiar en medio de un sector cada vez más dinámico. En España se están produciendo los inicios de un crowfunding inmobiliario sin precedentes. Todo aquel que desee invertir en bienes inmuebles lo puede hacer a través de plataformas online que le permitirán poder obtener beneficios en función de sus propios intereses. Financiar obra nueva, reformar edificios que después se podrán alquilar o vender, comprar inmuebles que después se podrán vender, un amplio mundo de posibilidades se abre ante sus manos.

 

Este tipo de crowfunding:

  • Invertir cómodamente desde su casa, de forma rápida y accesible, solo necesita un ordenador con conexión a internet.

  • Una manera de invertir en función de sus necesidades, desde tan solo 50 euros con una rentabilidad que se moverá entre el 10% anual.

  • Sin intermediarios, no hay necesidad de contratar costosos productos financieros para poder invertir, tan solo requiere una mínima inversión que conlleva un menor riesgo.

  • El cliente se convierte en inversor. Se trata de un tipo de inversión muy rápida, siempre y cuando queden claros los estatutos que le indican cómo proceder en caso de querer vender una de sus participaciones.

 

El sector inmobiliario es una de las inversiones más seguras que existe, con un mercado al alza y una forma de operar tan sencilla es difícil resistirse a la nueva moda del crowfunding inmobiliario.