NOTICIAS

Avanzando cada día

RECIPLAC ha llegado recientemente a un acuerdo de colaboración con el Centro Especial de Empleo IPD, S.L. - calificado por la Comunidad de Madrid con el número 244 - para la inserción laboral de personas discapacitadas.

Existe una Ley llamada LISMI, donde las empresas de gran tamaño están obligadas a cumplir. Reciplac aún no estando obligada a ello ha resuelto colaborar con este tipo de acción social gracias a IPD.

Gracias a la Ley de Integración Social del Minusválido (LISMI), se da posibilidad de insertar a personas discapacitadas en el mundo laboral a través de un empleo de calidad. IPD asesora y ayuda en estas áreas tanto burocráticamente como con la selección del personal.

IPD S.L. tiene dos objetivos principales:
1 Por una parte, la integración de personal discapacitado en el mundo laboral a través de empleos de calidad.
2 Por otra parte, ayudar a las empresas de más de 50 empleados en su deber del cumplimiento de la Ley de Integración Social del minusválido (LISMI) mediante la subcontratación de servicios objeto de su actividad como la limpieza de obra y mantenimiento, la lavandería, la manipulación de mercancías o la recepción de envíos y llamadas a través de operadores de call center.

El acuerdo de colaboración incluye la dedicación de personal de ambas compañías a la formación y el desarrollo del personal discapacitado y mediante el mismo se estima inicialmente que se proporcionará trabajo a un mínimo de dos personas discapacitadas.

La formación y desarrollo de los trabajadores serán proporcionados por Reciplac e IPD conjuntamente.

Con esto acuerdo, RECIPLAC refuerza su compromiso de responsabilidad social y podrá facilitar a sus clientes el cumplimiento de la Ley LISMI.